Desde esta sección encontrarás artículos relacionados con el running y la salud física a través de la visión de este corredor,
especialista en Medicina Familiar y Comunitaria que se gana la vida como médico de Urgencias.

Sin ser lo habitual, es probable que alguna vez tras el esfuerzo de una tirada larga de entrenamiento o tras competir en alguna carrera vayamos al cuarto de baño y comprobemos aterrados como nuestra orina tiene restos de sangre. Alarmad@s y preocupad@s es normal que comencemos a hacernos preguntas, a buscar información en la red y a pensar que o bien tenemos una enfermedad seria o bien tengamos que dejar de correr.

Permitidme que haga de abuelo cebolleta y antes de entrar en materia me ponga a contar historias para documentar el tema que nos traemos entre manos. Hace 109 años (en 1907), Collier documentó por primera vez ciertas anomalías que se producían en la orina tras un esfuerzo físico en corredores, una realidad que también comenzó a apreciarse en remeros y en ciertos deportes intermitentes y de contacto y que recibió el nombre de pseudonefritis del atleta.

Y es que se observa la presencia de hematuria (restos de sangre) y proteínas en la orina inmediatamente después del entrenamiento-competición, algo que se mantiene aproximadamente las siguientes 48 horas. A la hora de la aparición de sangre en la orina hay dos opciones: la microscópica (suele pasar desapercibida al ojo humano pero se aislan restos de hematías al microscopia) y la macroscópica, que es la que suele alarmarnos ya que es aquella visible por el ojo humano.

El debate científico actual gira en torno a saber las causas del mismo, en saber con certeza si se debe a la intensidad del esfuerzo, a la duración del mismo o a la predisposición de cada deportista. 

A nivel corporal, la causa de esta alteración puede encontrarse en dos niveles: los riñones o la vejiga, existiendo también varias teorías al respecto como la vasoconstricción renal que sería consecuencia de la vasoconstricción esplácnica durante el ejercicio; o el aumento de la presión venosa renal; o el aumento de la permeabilidad de la membrana basal glomerular del riñón que se produce por la isquemia renal secundaria al esfuerzo; o por influencias hormonales como el efecto de la angiotensina 2, la norepinefrina o los radicales libres; o como consecuencia de los traumatismos repetidos que sufre nuestra vejiga en el trote; o por último, como resultado indirecto de la hemólisis y la deshidratación que se produce con el esfuerzo físico.

 

Existen varios estudios que estiman que en torno al 25% de las personas que completan las distancias de 21 y 42 kms presentan presentan sangre en la orina, cifras que ascienden en torno al 70% si hablamos de la presencia de proteínas en la micción. Un amplio estudio que se desarrolló hace unos años en Argentina llegó a la conclusión de que la incidencia de hematuria en corredores es del 56%, con diferencias según el sexo ya que en mujeres sería de del 62% y en hombres de un 54%, existiendo además diferencias según las distancias recorridas ya que en los 21 kms la incidencia es menor y en pruebas extremas de 100 kms, asciende al 80%.

 

Con todo esto, podemos hacernos una idea de lo estamos tratando ya que desde hace más de un siglo se sabe de la relación ejercicio físico/hematuria-proteinuria y como se ha dejado entrever más arriba, la explicación la encontraríamos en la necesidad de adaptación que hace nuestro organismo para afrontar la demanda del esfuerzo físico. También parece claro que la distancia y la duración del esfuerzo son determinantes.

 

Por lo tanto, ¿quiero decir con esto que orinar sangre tras correr es normal? Sí y no. Aunque su aparición pueda considerarse un signo benigno, tenemos que tener cierta preocupación y al menos consultar con un especialista sobre todo si la aparición de sangre en la orina es algo habitual y no un hallazgo aislado o se mantiene pasadas 48-72 horas ya que hay otras causas que pueden condicionar la aparición de hematuria como sería infección,  traumatismos, piedras en el riñón, ciertos tipos de cáncer, problemas con las células sanguíneas o el uso de cierta medicación. Para su estudio, aparte de analizar la orina puede ser necesario realizar una ecografía o incluso una cistoscopia.

 

A modo de consejo para ir cerrando esta entrada y que no se alargue demasiado, aquí pongo un consejo que se ha demostrado efectivo en ciertos casos. Existen runners que detectan sangre en la orina cuando suelen defecar antes de salir a correr. Si este es tu caso, intenta evacuar media hora antes de salir a trotar para que haya algún resto de orina en la vejiga y de esa manera se reduzca la intensidad de los pequeños traumatismos repetidos que sufren las paredes de nuestra vejiga. 

BIBLIOGRAFÍA:

Ramognino F, Valenti C, Maríncola A et al. Incidencia de hematuria y proteinuria en carreras de larga distancia de calle y de formato aventura. ReCAD, Vol. 4, N°14, 2011.

Gur H, Kucukoglu S, Surmen E et al. Effects of age, training background and duration of running on abnormal urinary findings after a half-marathon race. Br J Sp Med, 28 (1): 61 – 62, 1994

Comentarios   

0 #2 www.LovelyRunners 04-03-2017 11:21
Cito a emilio obregon:
ya me hice varios analisis y gracias a Dios no tengo problemas de sangre y etc, pero sigo orinando sangre. me pidieron un urotac y es costoso. que hago?

Buenas Emilio. Intenta hacer las gestiones por el Urólogo de la Seguridad Social; aunque en principio puedes estar tranquilo si las primeras pruebas han venido bien sería mejor profundizar con esa prueba de imagen para tu tranquilidad total, pero sin agobios. Mucho ánimo!
Citar
+1 #1 emilio obregon 22-02-2017 23:15
ya me hice varios analisis y gracias a Dios no tengo problemas de sangre y etc, pero sigo orinando sangre. me pidieron un urotac y es costoso. que hago?
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 "Cuando la MENTE se une con el CORAZÓN todo es posible"

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.