Artículos que intentarán desmenuzar los procesos psíquicos y la conducta del runner durante la actividad deportiva y enfocados a dar a conocer y optimizar las condiciones internas para lograr la expresión del máximo potencial físico, técnico y táctico adquirido en las sesiones de entrenamiento.

 

Los beneficios que la práctica regular del running tiene para nuestro bienestar psicológico y emocional son cuantiosos.

Entre los diez más destacados e importantes se encuentran:

1. Reduce el estrés y ansiedad. El corredor esta menos estresado al afrontar de manera más resolutiva sus factores de tensión. Esto se ve favorecido por una renovación continua de gestión de sus pensamientos lejos del foco del conflicto  lo que permite disponer de un tiempo valioso para analizar  y reflexionar  de manera concienciada.
 
2. Mejora el estado anímico. Cuando practicamos ejercicio físico de manera regular el cuerpo segrega unas sustancias bioquímicas denominadas endorfinas (la “hormona de la felicidad”) que tienen el poder de reducir el dolor y aumentar el placer siendo las culpables de que estemos de buen humor y nos sintamos mejor, y por ende, de que seamos más felices.  En el caso concreto de las personas que practican running de forma regular con una intensidad media y de acuerdo al psicólogo deportivo Claudio Sosa,  “provoca una agradable sensación corporal de placidez que se ha acuñado con el término ‘bienestar del corredor’ para resumir la sensación de bienestar, de tranquilidad y de equilibrio”.
*Este efecto de bienestar general sería también el responsable de esa adicción a correr que todo corredor conoce (“una vez que empiezas ya no puedes parar”).

3. Alivia la depresión. Correr ha demostrado ser una importante baza a la hora de combatir la depresión clínica. El ejercitarse sirve a modo de psicoterapia, en el sentido en que permite a la persona tener un espacio propio para conectarse con su yo mejor. Su uso terapéutico ha quedado más que de sobra evidenciado y así lo confirma el ser una de las actividades deportivas más pautadas por terapeutas (y médicos) tanto para mejorar la salud psico-emocional como la salud física.

4. Combate la adicción. Al ser el correr un tranquilizante natural, muchos son los terapeutas que lo prescriben a quién está luchando contra una adicción.  El correr fomenta que la persona  se haga mentalmente más fuerte con lo que aumenta su resistencia al impulso de beber alcohol, tomar drogas o a cualquier otra sustancia adictiva.

5. Mejora la confianza. El running mejora nuestra confianza al ayudar a conocer y sobre todo, a superar nuestros límites mentales.  El alcanzar los objetivos marcados aumenta nuestra sensación de control lo que provoca un incremento en nuestra autoconfianza.  Es más, ello nos prepara para lidiar con mayor facilidad frente a adversidades de índole más  complejas.

6. Mejora la autoestima. El running hace que nos queramos más al sentirnos mejor con nosotros mismos.  Una práctica regular  produce cambios a niveles estéticos más que evidentes lo que promueve una mejora de nuestra imagen corporal haciendo que nos sintamos mejor con nuestro físico y aprobemos nuestra propia imagen.   

7. Desarrolla la agudeza mental y la concentración. Los corredores están más en alerta como consecuencia de que el correr te obliga a mantener la mente en el “ahora”  ejercitándola para enfocar y concentrarse.  Además, mejora la capacidad de resolución de problemas al verse aliviada la fatiga mental, agudizarse la memoria y mejorar la resistencia emocional.

8. Mejora la coordinación. Se produce una mejoría notable en la coordinación entre  mente y cuerpo, lo cual beneficia la realización de múltiples actividades diarias.

9. Procesos cognitivos: El estudio liderado por el psicólogo deportivo Oliver Martínez y titulado “Running: más allá del deporte”,  señala que correr puede contribuir a favorecer la capacidad de aprendizaje, el rendimiento cognoscitivo y a frenar el declive del funcionamiento cerebral, llegando incluso a prevenir demencias y enfermedades neurodegenerativas.  La causa de ello se debe al efecto de varios mecanismos neurobiológicos, como el incremento de los niveles de BNDF en el cerebro (proteína que estimula el crecimiento y longevidad de las neuronas) y de norepinefrina (neurotransmisor que mejora la atención y la concentración).
Estos datos están en la misma línea que el estudio realizado por David R. Jacobs de la Universidad de Minnesota (EEUU) en el 2014 y que concluye que la realización de ejercicio físico mejora la salud cognitiva; las personas que realizan actividad física intensa aprenden un 20% más rápido e incluso mejoran la retención a largo plazo de lo aprendido respecto a aquellos que lo habían hecho en condiciones de sedentarismo.

10. Relaciones sociales
Si bien es cierto que esto depende de la preferencia personal de cada uno pues muchos runners prefieren correr solos,  el running “en compañía”  permite la mejora de las relaciones interpersonales al promover múltiples habilidades sociales como la empatía, la comunicación, la negociación, la motivación  e incluso la persuasión.
El establecer nuevas vínculos con quienes comparten una misma pasión ayuda a nuestro proceso de cambio al servir como apoyo social y de refuerzo.  Además  entra en juego el factor reto lo que incentiva nuestra autosuperación.
* Y un beneficio más de regalo… ayuda a mejorar la calidad del sueño.
Si a estos beneficios de índole mental le sumamos los de índole fisiológicos tan bien explicados por Juan Toral en el artículo “Los beneficios médicos (cuerpo)del running”,  tendremos una pista de por qué esto de poner una pierna  delante de la otra se ha consolidado en un estilo de vida que ha ido ganando adeptos de manera vertiginosa. Y en contra de muchos que lo catalogan como una “moda” contemporánea yo prefiero hablar de estilo de vida pues las modas son pasajeras y esta “locura colectiva” por el running tiene toda la pinta de que ha llegado para quedarse entre nosotros.
 ¿Cómo no va a ser un éxito algo a lo que todo el mundo tiene acceso y es tan beneficioso para la salud integral?


REFERENCIAS
Zhu N, Jacobs DR, Jr., Schreiner PJ, Yaffe K, Bryan N, Launer LJ, et al. (2014). Cardiorespiratory fitness and cognitive function in middle age: The CARDIA Study. Neurology. 82(15): 1339–1346.
Investigación realizada por Rexona acerca de los beneficios del running. El estudio ha sido elaborado por un grupo de expertos liderados por el psicólogo deportivo Oliver Martínez.

        www.lovelyrunners.com

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 "Cuando la MENTE se une con el CORAZÓN todo es posible"

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.